La inteligencia comercial no tiene límites

En ese abanico inmenso de posibilidades que el Big Data ha concedido a la prospección de clientes y a las herramientas de inteligencia comercial, Corporama se desmarca como la opción más completa del mercado. Lo es porque, cada día, sus posibilidades de acceso a toda la información de más de 2,5 millones de empresas va en aumento.

Y es que, esta herramienta permite a sus usuarios disponer de datos que antes eran impensables por inalcanzables: actividad económica, tamaño y crecimiento, estructura, información legal y financiera de una empresa, informaciones complementarias como noticias publicadas en medios y datos de contacto se unen ahora a nuevas posibilidades de segmentación con las que la prospección de clientes nuevos crece en efectividad.

En primer lugar, Corporama ha introducido búsquedas en función de las diferentes marcas de una misma empresa o grupo. Es habitual que el nombre social de una empresa difiera en ocasiones de su naming comercial. Los comerciales saben que quieren dirigirse a esa marca, pero a efectos prácticos parece no existir en ningún registro.

La herramienta de inteligencia comercial Corporama ha eliminado esta traba incluyendo en su buscador la posibilidad de filtrar estas empresas por su nombre comercial y aglutinando toda la información necesaria sobre la misma, independientemente de si se corresponde con otro nombre o pertenece a una organización más grande.

Otro capítulo de novedades en Corporama es la posibilidad de que el experto en ventas B2B acceda a clientes nuevos mediante información de empresas que se encuentran en plena búsqueda de profesionales. Esto permite detectar a aquellas compañías que demandan trabajadores, por ejemplo, comerciales para sus productos y servicios; y las agrupa en función de diversos criterios como el tiempo que la oferta lleva vigente o la cantidad de personas que necesitan.

¿Se les ocurren más opciones de segmentación? Pues a Corporama sí. A partir de ahora, esta herramienta de inteligencia comercial incorpora cualquier modificación relevante en el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Esto significa que cualquier experto en ventas B2B tiene al alcance de un solo clic movimientos estratégicos de cualquier empresa del tipo ampliaciones o reducciones de capital; cambios de denominación objeto o domicilio social; ceses y dimisiones; modificaciones estatutarias; nuevos nombramientos, transformación de la sociedad o ampliación de su objeto social.

Todos estos datos multiplican exponencialmente las oportunidades de negocio para cualquier empresa, independientemente de su tamaño o actividad principal. Supongamos que pertenecemos al departamento comercial de una empresa de mudanzas y buscamos clientes nuevos. Gracias a Corporama y la inteligencia comercial, ya no es necesario ofrecer aleatoriamente nuestro producto, puesto que disponemos en tiempo real de la información de aquellas empresas que acaban de registrar un cambio de domicilio social y, por lo tanto, es más probable que necesiten de mis servicios.

Siguiendo con el ejemplo, un cese o dimisión de un cargo concreto en una empresa también supone una nueva oportunidad de hacer clientes nuevos, ya sea porque el antiguo cargo no era partidario de adquirir nuestro producto o servicio, o porque se abre la posibilidad de que su sustituto lleve a cabo modificaciones internas que nos faciliten penetrar en esa compañía. Conocer un cambio de interlocutor y aproximar su contacto es fundamental para que nuestra velocidad de reacción se traduzca en nuevas ventas.

Piensen ahora en una consultora de negocios. Su objetivo es localizar aquellas compañías con crecimientos negativos o que se encuentren en un momento de estancamiento y puedan demandar sus servicios. Con las nuevas funcionalidades de Corporama, esta consultora será capaz de filtrar empresas con crecimiento negativo, con actividad normal (para descartar las que ya no existen) y que recientemente hayan reducido su capital. De esta manera, la consultora adelanta la posibilidad de dar con empresas en pleno proceso de reducción de su patrimonio a causa de esta dinámica negativa, y convirtiéndose en una gran oportunidad de negocio.

Combatir las dudas

Así, son pocos, muy pocos, los que todavía dan la espalda a todo lo que la tecnología puede ofrecer a sus negocios. Y aunque es cierto que no existen recetas mágicas para conseguir clientes nuevos o incrementar las ventas, hoy en día, cualquier compañía, incluso aquellas en las que la búsqueda de clientes nuevos no corresponde a un equipo de personas independiente, como las pymes, tienen a su alcance herramientas suficientes para captar leads y reducir los ciclos de venta.

Y si hay un denominador común para estas herramientas ese es el acceso a una gran cantidad de información de empresas. Cada día es más natural que empresas de cualquier tamaño rehúsen malgastar tiempo y dinero en actualizar bases de datos propias que quedan obsoletas rápidamente y que, además, obligan a prospectar a puerta fría.

Con nuevas soluciones de inteligencia comercial como Corporama, cualquier experto en ventas, B2B, tiene a su alcance una gran cantidad información de empresas en tiempo real que garantizan el acceso a clientes nuevos en pocos clics de distancia.

Las preguntas que surgen sobre si estas herramientas realmente son capaces de suministrar datos de calidad incluidos los de los potenciales clientes nuevos que a cada empresa le interesa, se contestan añadiendo que estas herramientas se alimentan de bases legales, anuarios, redes sociales, datos de otros usuarios y rastreadores oficiales que las permiten aglutinar datos completos y actualizados sobre esos potenciales clientes nuevos, independientemente del sector al que se dirijan.

La prospección de clientes se convierte en una actividad proactiva con información de empresas útil, fiable, clara y de fácil interpretación. El concepto inteligencia comercial adquiere un nuevo matiz, los departamentos comerciales 2.0 consiguen optimizar sus campañas, abandonar métodos arcaicos como la puerta fría y orientar sus esfuerzos a una mejora inmediata de los resultados de venta. El contacto con los clientes nuevos ahora se hace cuando conocemos una necesidad que podemos satisfacer y además tenemos el contacto de la persona más indicada con la que hacer la operación.

Y no solo anticipar la necesidad de un potencial comprador de nuestro producto o servicio, sino conformar bases de datos dinámicas, salidas del cruce de datos en base a tantos criterios como nuestros comerciales sean capaces de imaginar.

Comments are closed.